El universo chök,
sabor a primera
vista